Vestidia en Diario de Sevilla con FirstTuesday

Aquí os dejo una breve reseña en el periódico impreso Diario de Sevilla con fotitos del encuentro FirstTuesday/M2M/Iniciador del que fuimos finalistas. En él cosechamos mucha experiencia y contactos que a día de hoy nos están funcionando de maravilla. La verdad es que fue una bonita experiencia poder contar nuestros valores, misión y potencial a más de 150 personas asistentes.

Mi alegato final del elevator pitch fue: “Vestidia crea la mayor relación posible entre ecommerce y usuarios: Crea amistad“.

04. junio 2012 por franguillen
Categorías: Vestidia | Deja un comentario

Vestidia en Loogic

Esta semana hemos salido en Loogic, una de las webs de negocios en Internet más importantes de España. Quiero agradecer personalmente desde aquí a su fundador, Javier Martín, por su publicación.

Aquí podéis ver el post que ha redactado el propio Javier:

http://loogic.com/vestidia-servicio-online-de-personal-shoppers/

04. junio 2012 por franguillen
Categorías: Vestidia | Deja un comentario

Tengo derecho a mi fiesta

Todo el que haya hecho zapping recientemente por alguno de los innumerables canales del TDT, probablemente se habrá cruzado con el anuncio de IKEA “Tengo derecho a mi fiesta”. El simpático anuncio, además de dejarnos varios días el “runrun” de la musiquilla en la cabeza, sirve bien a su propósito animando a que prepares tu casa para celebrar fiestas, y así de paso, ellos venderte decoración y muebles. Eso sí, se entiende que cada uno podrá tener derecho a la fiesta… que su bolsillo le permita. Obvio, ¿no?

El gasto que uno tenga depende de su conciencia y del tamaño de su cartera. ¿Pero es esta lógica aplastante aplicable a todo el mundo? No, a todos no. Existe un sector de población que todavía no se ven afectados, como aquellos irreductibles galos de Asterix. Estos habitantes pueden gastar casi sin medida de lo que no es suyo, endeudar sin tener que pagarlo, ni justificarlo, y además no tener ninguna responsabilidad real sobre ello. Sí, supongo que ya se imaginan de quienes hablo. Estoy hablando de los políticos.

Los políticos que han gobernado los últimos años sí que han tenido un verdadero derecho a su fiesta, y lo han ejercido independientemente de que pudieran permitírsela. ¡Y vaya fiesta!. No les bastaba con las ingentes toneladas de billetes recaudados en los últimos años al amparo del boom, sino que encima, nos endeudaron a unos niveles que ahora amenazan con poner en peligro la solvencia misma del país. En concreto, el gasto público se incrementó entre 2003 a 2007 en casi un 40%, y una vez pasado el boom con la consecuente fiesta mayor, se siguió incrementando la deuda entre 2007 y 2010 en un 15%, en gran parte por el desacertado intento de contener la crisis basado en un pan para hoy y hambre para mañana. Y claro después de tal fechoría resulta natural que muchos de estos politicos hayan perdido las elecciones, aunque alguno quede. Lo más terrible es que al no tener responsabilidad ninguna se han ido a su casa de rositas, y a otra cosa. Aviso: conste que no me refiero a ninguno en particular, que de estos hay de todos los partidos.

No deja de ser curioso como ahora se quejan de los que prestan dinero, a los que llaman despreciables mercados o inmorales especuladores. Los mismos que cuando gobernaban no dudaban en ir a sus faldas a pedir más y más sin preocuparse por el enorme problema que estaban creando, ahora los ven como monstruos inmorales. Y no es que se quejen por lo que ya les prestaron, no… sino porque quieren que les sigan prestando a manos llenas, ¡igual que antes! Ad infinitum.

El problema es entonces, ¿quién paga la fiesta? Porque si está claro que los que la hicieron no la pagarán, ¿a quién le toca? Pues evidentemente a todos nosotros y los que vengan detrás, porque la deuda es para rato. ¿Y cómo la pagamos? Pues a base de pagar más impuestos o de sufrir recortes que estaremos prácticamente obligados a tener que hacer.

La cruda realidad es que después de tanta fiesta viene la resaca y ahora nos vemos sin un duro. Vamos, ni para pagar la luz, como ya se está viendo. Los recién incorporados gobernantes tienen por delante un panorama realmente desolador. A pesar de que la mayoría ya lo intuía cuando se presentó, una cosa es suponerlo y otra comprobarlo. Una vez pasados varios meses desde las elecciones ya han tenido tiempo de estudiar las cuentas por sus propios medios con resultados de infarto, y ahora claro, andan más agobiados que el fontanero del Titanic. Las deudas les sobrepasan hasta el punto que no tienen prácticamente margen de movimiento para mantener servicios y a la vez poner en práctica nada nuevo. Ni que decir tiene que esto se reflejará en el grado de cumplimiento de sus programas políticos. Por si fuera poco, todo ello nos coge en medio de una de las peores crisis que hemos sufrido en la historia reciente, sufriendo España un nivel de paro inaudito. Como dice el refrán: “A burro caído todo son palos”.

Los políticos no pueden seguir siendo impunes ante este disloque. Es necesario habilitar mecanismos de control férreo del gasto, establecer serios mecanismos de responsabilidad legal por sus actos, y puede que incluso reducir su grado de poder a la hora de endeudarnos. Hemos de quitarles de una vez a los políticos, en contra de lo que predica IKEA, el derecho a la fiesta sobre lo que no es suyo. Si no, antes o después llegarán desde arriba y nos quitarán la soberanía a todos como el que le quita un juguete a un niño porque sólo sabe destrozarlo. ¿Que no? Mirad a Grecia.

 

Publicado en edición impresa El Periódico de Mairena, noviembre 2011

31. mayo 2012 por franguillen
Categorías: Opinión | Deja un comentario

Vestidia finalista del Foro de Inversión FirstTuesday & Iniciador Sevilla

Vestidia ha sido seleccionada como finalista en el Foro de Inversión que se celebrará en Sevilla el 18 de mayo. El evento está organizado por FirstTuesday & Iniciador Sevilla. Carlos Blanco, el conocido emprendedor y business angel español, ha publicado la nota de prensa en su blog personal, que ha sido publicada en diversos medios, como Diario de Sevilla. Desde aquí quiero agradecer personalmente a los organizadores la iniciativa del foro. Gracias, estamos muy ilusionados.

http://www.carlosblanco.com/2012/05/14/finalistas-foro-inversion-first-tuesday-sevilla/

Este próximo viernes por la tarde se celebra un nuevo Foro de Inversión de la Red de Business Angels de First Tuesday, en esta ocasión se trata de un Foro de Inversión en Sevilla realizado conjutamente con varias entidades como Iniciador o M2M contando con la colaboración de los organizadores de First Tuesday Sevilla.

First Tuesday

El evento se realizará en la Facultad de Turismo y Finanzas de la Universidad de Sevilla (Av. San Francisco Javier s/n) y comenzará a las 18h30′ con una edición de Iniciador donde seré ponente (CARLOS BLANCO). A partir de las 19h30′ presentarán todos los finalistas del Foro, al cual podrán asistir todos los inversores y business angels acreditados.

La Red de Business Angels de First Tuesday continuará organizando Foros de Inversión principalmente en Barcelona y Madrid (objetivo a medio plazo de 1 trimestral) además de en las principales ciudades españolas. Si tienes un proyecto emprendedor y buscas financiación, estate atento a nuestros canales de comunicación para presentarte a las próximas ediciones.

Los proyectos finalistas (seleccionados por un jurado de 5 personas de Iniciador, M2M y First Tuesday) que participarán en el Foro de Inversión son:

  • Vestidia.com (Sevilla): plataforma web para incrementar las ventas de e-commerce. Es un Personal Shopper para ayudar a los usuarios a escoger conjuntos y recomendar productos en función de tu histórico de compra. Tienen acuerdos con +20 tiendas online y la plataforma desarrollada 100%.
  • Foulders.com (Sevilla): tecnología innovadora que te permite clasificar toda la información de las redes sociales en un único portal. Ya tienen algo de inversión y la tecnología esta en fase beta.
  • Tusjuegos.com (Barcelona): tienda de descarga de videojuegos para PC y Mac. Catalógo con más de +1.000 productos. Ya está facturando y tiene inversores y business angels en el accionariado, está cerrando la 2ª ronda.
  • Listeningplatform.com (Sevilla): proyecto tecnológico de la Universidad de Sevilla. Software de sintetización e interpretación de los distintos flujos de información online, para indicarnos en tiempo real sobre la toma de decisiones óptimas y ágiles a empresas y particulares.
  • Beebrite.com (Madrid): Empresa que diseña juegos y herramientas capaces de mejorar el rendimiento cerebral y la productividad en el trabajo de ccualquier persona. Han conseguido financiación de un business angel y tienen los primeros juegos desarrollados. Están en proceso de nueva ronda de inversión.
  • Touristeye (Madrid): Es una aplicación mobile, relacionada con el turismo. Es una guía de viaje inteligente que aprende de las experiencias del propio usuario y de las recomendaciones de sus amigos. Permite trabajar offline, una funcionalidad muy interesante para las estancias en el extranjero. Han levantado 150.000€ en primera ronda y ya tienen la App disponible.

First Tuesday Sevilla

Los organizadores y colaboradores del evento son Eurocei, Iniciador, M2M Marketplace, y Grupo ITNet, además de First Tuesday

EuroceiIniciadorM2M Marketplace

Cibersur es media partner del evento

Cibersur

El foro se desarrolla en el marco del Congreso de Empresa 2.0 y Social Business.

18. mayo 2012 por franguillen
Categorías: Vestidia | 4s comentarios

La historia de un sueño

Quien me conozca sabe bien que para estar quieto nunca he servido, al menos quieto de pensar. Cuando no he andado metido en una cosa, ando en otra. En su mayoría han sido pequeños emprendimientos que han forjado poco a poco lo que soy hoy, y que sobre todo, han ido alimentado las ganas de hacer cosas mayores. La lógica era simple: si montar cosas pequeñas resulta divertido, ¿cómo será montar algo grande? Desde hace unos meses, me encuentro enfrascado en la consecución de un sueño. Un sueño apasionante, un sueño compartido, un sueño prometedor. Hoy os pido licencia para poder contároslo.

Todo comenzó en una calurosa noche poco después de finalizar el verano de 2011. Rocío, mi esposa, había preparado una magnífica cena que compartíamos con mi grandísimo amigo y genial diseñador mairenero, Juan Galocha. Durante el festín, se me ocurrió proponerle hacer una web más dinámica donde pudiese escribir artículos sobre moda. Le conté las ventajas que podría tener, que ya se me ocurriría la forma de rentabilizarlo, y le pedí que me llamara en una semana si le apetecía seguir adelante.

En los días siguientes, fue germinado esa semilla en mi mente, y gracias a la innovación de lo posible adyacente, que comenta Steven Johnson en su libro “De dónde provienen las buenas ideas”, la idea fue evolucionando a algo más grande, más ambicioso. ¿Sería posible montar un servicio global de asesoría de moda al alcance de cualquier persona? Desde luego, representaba un desafío. Es cierto que existe la profesión de personal shopper, pero aparentaba ser inaccesible para la mayoría, y según pude comprobar no había nadie de nivel que ofreciera este servicio a través de Internet, y menos gratuitamente.

A los pocos días, mientras mi cabeza no paraba de bullir, comenzó la temporada de verdeo. Resulta que fui a echar una mano a mis padres, y coincidiendo con mi hermano Isidoro, también Ingeniero Informático, le comenté: <<Isi, tengo pensado algo grande. Y esta vez es grande de verdad>>. Con estas palabras comenzaron interminables charlas sobre los diferentes planteamientos, innovaciones y ventajas que podrían realizarse. Por supuesto, él entusiasmado apostó por unirse al proyecto.

Justo a la semana de la cena, como quedamos, me llamó Juan para confirmarme que quería seguir adelante con la idea. Le contesté que por supuesto, y que de hecho la idea estaba ya evolucionando. <<Juan>>, le dije, <<quiero que Ana Leticia entre en el equipo. Consígueme su teléfono>>. Juan es profesor de la Escuela Sevilla de Moda, en la cual hay un curso de personal shoppers del que es profesora Ana Leticia Fernández, personal shopper profesional y modelo internacional. Al día siguiente recibí el número de móvil de Ana. Media hora bastó para motivarla y que se uniera al grupo.

El plan marchaba bien, pero necesitaba todavía una persona fundamental. Y tenía clarísimo quién debía ser. Conocí a mi entrañable amigo, Fidel Ramos, en una singular asignatura del último año de carrera. En ella, tuvimos una experiencia formidable de trabajo en equipo, en el que ejercía yo el papel de líder y él de gurú. Necesitaba que ese tándem se repitiese. Ni corto ni perezoso, a la 1 de la mañana de un jueves de octubre, le conté por chat la idea. Sin prácticamente dudarlo, aceptó. La última pieza del puzzle la propuso Ana algún tiempo después. Se trataba de Mamen Calvete, una estilista y experta en comunicación, con la que estaba fascinada por sus actitudes y aptitudes, opinión que luego compartimos todos al tratarla.

La tarea ha sido ingente y apasionante. Una motivación increible se apoderó del grupo creando vínculos verdaderamente profundos entre todos. Los meses, que pueden no parecer muchos, se nos convirtieron prácticamente en años, de la enorme cantidad de situaciones que vivimos y la intensidad de las mismas. Hicimos acuerdos con primerísimas marcas, un convenio con la Escuela Sevilla de Moda, y muchos otros logros más. Y al final, como en los cuentos bonitos, el sueño se convirtió en realidad. El pasado 25 de abril, coincidiendo con la fecha de mi cumpleaños, anunciamos a la luz pública nuestra obra. Y la obra se llama Vestidia (www.vestidia.com).

Vestidia es hoy un servicio de asesoría online de moda absolutamente innovador en todo el mundo. En Vestidia, te asignamos tu propio personal shopper real que, según tus características y preferencias, te enviará sugerencias de conjuntos de prendas. Vestidia no es una tienda, sólo un servicio de asesoría de prendas de muchas tiendas y marcas de fama internacional. Pero además, como reza su eslogan “Personal shoppers para todos”, Vestidia es un servicio completamente gratuito. Quizás tanto pensar en la crisis me hizo despertar. Gracias por vuestra atención. Espero que lo disfrutéis, y lo difundáis… Ahora vamos a por el mundo.

Dedicado a mis queridos amigos de Vestidia

Publicado en edición impresa El Periódico de Mairena, mayo 2012

17. mayo 2012 por franguillen
Categorías: Opinión, Vestidia | 4s comentarios

Entrevista en inspiradores.es

Os comparto la estupenda entrevista que me realizó Nono Ruiz para inspiradores.es. Disfruté mucho contestando a sus preguntas. Nono, es un gran tipo, al que le agradezco mucho la oportunidad y le deseo lo mejor en sus aventuras.

Sabias Palabras de Fran González CEO en Vestidia.com

http://inspiradores.es/sabias-palabras-de-fran-gonzalez-ceo-en-vestidia-com/

Fran González es una persona bastante inquieta y con un vicio incurable. No para de inventar.

Tiene 31 años, es natural de Mairena de Alcor (Sevilla), la cuna del flamenco, y además es fundador en Vestidia. Un servicio de asesoría de moda online gratuito realizado por personal shoppers reales. Tienen acuerdos con más de 20 tiendas online y trabajan con marcas como Levis, Asos, La Redoute, Clavin Klein, Spartoo.es, Prada, Guess…

Vestidia es el resultado de la unión de emprendedores de dos sectores bien distintos: la tecnología y la moda. Un combinado creativo que ha dado lugar a un servicio único, innovador y global, que aúna lo último en tecnología web y la autenticidad de la relación entre usuario y personal shopper.

Noticias de última hora confirman que son finalistas, junto con otras cinco empresas,  en el foro de inversión organizado por First Tuesday y M2M, la principal red de inversores privados de Sevilla de proyectos tecnológicos.

www.vestidia.com | Twitter | Facebook

Sabias palabras de Fran González:

¿Por qué te decidiste por Vestidia? ¿De donde surgió la idea?

Porque la aventura es apasionante y estaba en el momento oportuno de mi vida, y la de mis socios (por orden de apellido, Mamen Calvete, Ana Leticia Fernández, Isidoro González, Fidel Ramos y Juan S. Galocha), para hacerlo. La idea surgió, una vez más del fenómeno de lo posible adyacente, como dice Steven Johnson en su libro <<Where good ideas come from>>. Juan es diseñador/estilista de moda, y le propuse hacer un blog en el que pudiera aconsejar a otras personas. Empecé a pensar en ello a gran escala y al poco salté a plantear montar un servicio innovador a nivel mundial.

 

¿Puedes describirnos un típico día de trabajo?

Pues en mi caso, hago una variedad de tareas de vértigo. Me encargo de orientar el día a día de Vestidia, organizar reuniones con el equipo, buscar inversores, y sobre todo, intentar que la locomotora no se pare. Cuando saco tiempo también programo en Django, que me cautivó desde que lo conocí. Sin embargo, lo que más me gusta sin duda es proponer mejoras, evoluciones y cambios para mejorar la experiencia de nuestros usuarios en Vestidia. 

¿Qué haces para relajarte y desconectar cuando no estás trabajando en Vestidia?

Descanso, aunque parezca broma, leyendo. Ahora mismo, sobre todo, libros de emprendedores, finanzas, economía, etc. También toco la guitarra flamenca, y alguna que otra travesura más :-)  

¿Cuál es el ingrediente secreto para el éxito empresarial?

¡Eso me pregunto yo! Jajajaja. Bueno, en realidad sí que tengo algunas ingredientes de experiencias que he vivido. Intento sintetizar en 5, fíjate que dedico 1 a la idea y 4 al equipo:

1) Una idea base con mucho potencial de expansión. Para esto es fundamental elegir bien el  sector y el nicho.

2) Un equipo realmente preparado y con tiempo. Lo cual es realmente complicado por la apuesta personal que implica.

3) Un equipo implicado y realmente motivado. Lo cual es todavía más complicado por la necesidad de mantener alimentado constantemente el nivel de motivación.

4) Un equipo capaz de luchar por el bien común. Que acepten que lo mejor para todos, incluido tú mismo, puede no ser lo mejor justo en este momento para ti. Si no, duras poco.

5) Un equipo de personas buenas. Si no tienen buen corazón, apaga y vámonos. En mi caso, puedo trabajar perfectamente con personas con fallos gordos, pero no con gente tóxica. No merece la pena. 

¿Qué te quitaba el sueño cuando estabas empezando a crear Vestidia?

Conseguir el punto 1 de mi idea y los puntos 2,3, 4 de mi equipo. 

¿Qué te motiva a seguir adelante?

Si me he divertido tanto hasta ahora, ¿cómo será lo siguiente? 

Si tuvieses que empezar de nuevo  ¿qué harías diferente?

No sé si sonará a tópico, pero creo que nada. Mi satisfacción hasta el momento es plena. Los dichosos 5 puntos anteriores, están cumplidos de sobra :-)  

¿Dónde ves Vestidia  dentro de 5 años? ¿Cómo piensas llegar a eso?

Veo que con una adecuada proyección Vestidia podemos expandirnos a todo el mundo. Evidentemente hacen falta muchos recursos para ello, pero estoy convencido que los conseguiremos en breve. 

Si no estuvieses trabajando en Vestidia ¿Qué estarías haciendo?

Montando otra, o retomando alguna de las anteriores. 

Cuéntanos un secreto.

El equipo me llama el “Motivation Man”, y me encanta :-)  

¿Algunas palabras inspiradoras para los aspirantes a empresario/a?

Emprender es: Imaginación. Crecimiento. Abnegación. Esfuerzo. Perseverancia. Astucia. Ambición.  Diversión.

Reflexión final: Evita marchitar la semilla de una buena idea contándola inmediatamente a “motivation killers”, o asociándote con ellos. De estos hay muchos en España, que arrancan de raíz todo intento de hacer algo. No intentes pensar en absolutamente todas las implicaciones de emprender o serás tu propio “motivation killer”. Abrir una puerta da acceso a otras puertas, no sabes a qué te llevará tu idea inicial. En definitiva, pierde el miedo a fracasar, pero claro, sin hacer el loco. A fin de cuentas, la vida es una aventura, disfrútala.

A Fran lo podeis seguir en Twitter Facebook 

17. mayo 2012 por franguillen
Categorías: Vestidia | 2s comentarios

Improductivos puede, pero no flojos

No somos productivos. Suena duro, sí, insoportablemente duro quizás. Importantes organismos internacionales no paran de advertirnos. Sostienen que esta falta de productividad está lastrando seriamente nuestra tan necesaria recuperación económica, y que por tanto, es urgente hacer reformas para solventarlo.

Sin embargo, por aquí parece que nadie se da por aludido. Oídos sordos. Los que nos gobiernan no parecen estar dispuestos a meter el dedo en esa llaga. Porque no nos engañemos, dice el refrán que “a nadie le parecen sus niños feos”, y al parecer, a ningún estado tampoco le parecen improductivos sus ciudadanos. Y sin embargo, ahí están las cifras oficiales: la productividad por hora trabajada para el alemán medio fue del 93,5% del Producto Interior Bruto (PIB) frente al 82,2% del español. Cifras que además de indicar la falta de productividad ponen de relieve otra cuestión más fundamental y puede que sorprendente: trabajamos muchas más horas que el resto y además ganamos bastante menos. En concreto, un 19% más de horas que los alemanes y un 54,71% menos de salario medio. No sin razón somos el país 1º de Europa y 4º del mundo dónde se trabajan más horas al año. Y por cierto, con vacaciones similares.

Pero entonces, ¿qué locura es esta?, ¿cómo es posible concebir que echemos más horas, ganemos casi la mitad y encima seamos menos productivos?. Sin duda, parece un galimatías inexplicable pero que al menos algo sí deja claro, a la luz de tales datos no parece que la solución esté en trabajar mayor número de horas ni probablemente ganar menos dinero por ello. Esto puede sorprender a muchos, sobretodo a los que tradicionalmente han asociado el pedir una mejora de productividad con una mayor explotación laboral al trabajador reduciendo salarios e incrementando horarios. Pero como evidencian las cifras la clave tiene que ser otra. Veamos entonces, ¿qué diferencias y características encontramos en España que puedan afectar a lo que estamos tratando?

Pues para empezar en España nos encontramos con un sector PYME gigantesco en comparación con otros países. No es que esto sea malo de por sí, nada más lejos de la realidad. Sin embargo, muchas de estas pequeñas y medianas empresas no han podido, sabido, o querido invertir en innovación y mejora de sus procesos productivos. En gran parte debido simplemente a que no les ha hecho falta estos últimos años. Había para todos, ya fuera una empresa buena o mala, productiva o no. Pero ahora que han llegado las vacas flacas, y bien flacas que son, muchas se encuentran con una imperiosa necesidad de ahorrar costes, mejorar beneficios y ampliar líneas de negocio. Tristemente, en muchos casos es tarde ya que ahora no disponen del “cash” necesario para acometer reformas para mejorar su productividad, ni tampoco crédito para que otros se las financien. En consecuencia, y salvo algún milagro particular, a muchas no les queda otra que cerrar o al menos poner de patitas en la calle a gran parte de su plantilla.

En segundo lugar, y creo que en esto hay pocas dudas, muchos empresarios se han acostumbrado a vivir permanentemente a base de subvenciones. El intervencionismo de los gobiernos ha sido tal en determinados sectores que se han sustentado demasiadas economías demasiado tiempo. Innumerables empresas públicas, semipúblicas y por supuesto también privadas que, sencillamente, no han necesitado luchar para ganar dinero como las demás, ni han tenido que esforzarse ni competir con el resto por mejorar sus procesos productivos. Han sido mantenidas gracias a las aparentemente infinitas subvenciones. Subvenciones que en muchos casos vinieron de Europa, gracias a nuestro dulce periodo casi extinto como “pobrecitos” europeos, y en otros casos, subvenciones financiadas por ingentes cantidades de deuda pública emitida por ayuntamientos, comunidades autónomas y estado. Deuda que, por cierto, los gobiernos ahora no tienen idea de cómo pagar, y que aparece en las noticias a diario.

Y es que, en muchos casos, estas empresas tenían el negocio hecho antes incluso de firmar el acta notarial de constitución. Luego, curiosamente cuando veían feo el panorama, sólo con poner el grito en el cielo acudía la Administración para “salvarlos”. Gracias a la encomiable excusa de impedir el despido de los pobres trabajadores afectados se mantuvieron empresas, en su mayor parte afines al poder establecido, en las que el 99,99% del botín iba a parar a manos de los directivos. Y una vez consumida la nueva inyección de dinero, mandaban a los trabajadores directamente a la oficina del paro. Cabe mencionar que estos “rescates” son pagados por todos y cada uno de los agotados contribuyentes mediante impuestos que no paran de subir provocando a su vez la asfixia del consumo y con ella la del resto de empresas que nada tienen que ver con este embrollo.

En definitiva, los datos demuestran que somos improductivos sí, pero no flojos. Debemos romper con el tópico, porque bien es verdad que en todos lados cuecen habas. Metamos mano de una vez a lo que nos hace improductivos a pesar de echar tantas horas y ganar menos que el resto. Comencemos a plantear medidas que ataquen realmente estos problemas huyendo en lo posible del cortoplacismo y de sectores improductivos hacia aquellos más productivos, que por cierto, suelen ser los que requieren mayor capacitación. Alentemos el emprendimiento libre y el crecimiento personal de las capacidades mediante una educación formativa consciente. Fomentemos motivación vital del talento y proactividad de los trabajadores. Así y sólo así, podremos vislumbrar un horizonte productivo, un horizonte de empleo, un horizonte de calidad de vida. Un horizonte a fin de cuentas, merecido. Mejor que subvencionado.

 

Publicado en edición impresa El Periódico de Mairena, agosto 2011

16. mayo 2012 por franguillen
Categorías: Opinión | Deja un comentario

La revolución del conocimiento

¿Por qué no vemos la luz al final del túnel de esta crisis? ¿Por qué no hay un atisbo de recuperación de esta situación dramática que nos ha tocado vivir? ¿Por qué no aparecen esos nuevos sectores a los que dedicarnos tras la debacle de la construcción?

Estas y algunas más, son las preguntas que cualquier ciudadano de a pié lleva pesadamente sobre sus hombros con una mezcla de decepción e impotencia. Sin embargo, a pesar de que pueda parecer extraño, la respuesta a ellas es sencilla. El motivo base de por qué no vemos salida a la situación actual es uno y sólo uno: no nos hemos adaptado al cambio de modelo productivo global que se lleva tiempo imponiendo. Poco a poco, sin darnos cuenta, mientras que seguimos aferrándonos a cómo se hacían las cosas hace un siglo, el nuevo modelo ya está dando la cara. La burbuja de los últimos años simplemente lo enmascaró por una temporada. Ahora no “vence” el país, comunidad o municipio con más capital de base o con mejores padrinos, aunque sin duda esto siga ayudando, sino la sociedad que sea capaz de desarrollar mejor las capacidades y el talento de sus ciudadanos. Algo que podemos observar perfectamente si nos fijamos en los países que están a la cabeza del mundo.

Escuché recientemente a D. Eduardo Serra, exministro del PP y exsecretario de estado de PSOE, hablar sobre las revoluciones históricas del hombre. La primera gran revolución humana fue la revolución neolítica. En esta se pasó de tener que cazar “literalmente” día a día el sustento, a trabajar la agricultura y ganadería que permitían despreocuparse de correr diariamente tras las manadas de animales liberándose en cierta forma de la manutención diaria. Para ello, era primordial poseer la tierra donde asentarse para realizar estas labores, erigiéndose la propiedad del terreno como el principal activo. La segunda fue la revolución industrial. Esta permitió liberarnos de las tareas rudimentarias de producción mediante la utilización de maquinaria que automatizara los procesos productivos. El dinero se convirtió en el activo más valioso, ya que con él podían adquirirse las máquinas y materia prima con las que generar productos.

Actualmente estamos inmersos en otra revolución: la revolución del conocimiento. Vemos como grandes empresas históricas, largamente consolidadas pierden inexplicadamente relevancia mientras que emprendedores “de garaje” como Youtube, Facebook o incluso Google o Apple, por decir sólo algunos ejemplos sonados, se están convirtiendo en los grandes dueños del mundo. Insólito, ¿no?. Efectivamente, en esta nueva revolución ha empezado a dejar de ser tan primordial el capital para dar paso a otro nuevo activo: el talento.

Es además esta revolución la más significativa de todas para nosotros, porque nos toca directamente a cada uno tener que adaptarnos forzosamente a ella. Sin embargo, es responsabilidad directa de los gobiernos el fomentar este cambio de mentalidad. Y me refiero a todos los gobiernos ya sea a nivel nacional, autonómico o local, porque el cambio si bien tiene que ser generalizado, ha de empezar desde lo más pequeño a lo más grande. Ejemplos de que no han hecho los deberes hay miles y no voy a enumerarlos aquí porque están a la vista de todos, simplemente miremos a nuestro alrededor. Se han optado por las medidas fáciles y el cortoplacismo generando la conciencia de que mejor no inviertas demasiado en ti mismo, coge lo que te salga que mañana Dios proveerá. Es evidente que esta revolución cogió a los políticos con el pié cambiado y no han sabido reaccionar. Ni lo hicieron antes ni lo están haciendo ahora.

¿Cómo desarrollar entonces esa sociedad del talento? Pues entre muchas medidas, poniendo un puente de plata para el que innove. Quitando todos los obstáculos posibles a aquellos que quieran montar una nueva idea de negocio. Formando a los ciudadanos en habilidades emprendedoras, en hablar en público, en nuevos nichos de mercado, en nuevas tecnologías, etc. Cambiando el escenario para que un parado no sea alguien que espera que le caiga un “tajito” del cielo, sino que tenga infinitas facilidades a su mano para que el tajito se lo ponga él mismo. Algo así como lo que se decía de que para ayudar al 3er mundo era mejor darles la caña en lugar del pez, pero aplicado a nosotros mismos.

Sabemos que si no se hacen los cambios necesarios para potenciar el talento, se dejará a la sociedad al margen de los nuevos tiempos, como los que trabajaban aun la tierra con un arado de mano cuando ya había tractores. Talento que han mal-gestionado dejándolo de lado estos años y por lo que ahora debemos pedirles responsabilidades. Talento que es el único que podrá sacarnos de una vez por todas de esta maldita y asfixiante crisis que nos ahoga, lenta pero inexorablemente.

 

Publicado en edición impresa El Periódico de Mairena, mayo 2011

16. mayo 2012 por franguillen
Categorías: Opinión | Deja un comentario

Entradas recientes →